(571) 7024784 - 7024835
fundacionsextosentido@hotmail.com

Autismo

Iba de un lado a otro sonriendo, haciendo movimientos estereotipados con los dedos, cruzándolos en el aire. Movía la cabeza de un lado a otro mientras susurraba o repetía el mismo soniquete de tres tonos. Hacia girar con enorme placer cualquier cosa que se prestara hacerse girar… Cuando le metían en una habitación, ignoraba completamente a las personas y al instante se iba a por los objetos, sobre todo aquellos objetos que se podían hacer girar… Empujaba muy enfadado la mano que se interponía en su camino o el pie que pisaba uno de sus bloques…

Kanner, 1943
El autismo es un Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD) que comienza en los primeros años de vida y afecta a la persona en los ámbitos biológico, psicológico y social, presentando inconvenientes en aspectos como el habla, la interacción con otros y el comportamiento, entre otros. Dado que los síntomas pueden llegar a variar ampliamente, se habla de un diagnostico (Dx.) de Síndrome de Espectro Autista (SEA).

El SEA no es una enfermedad y por tal se debe entender como una dificultad especifica que genera alteraciones en las áreas de desarrollo: (1) social, emocional y afectivo, (2) comunicativo y del lenguaje, (3) de Autonomía y Autocuidado, (4) Cognitiva, (5) Comportamental, (6) del Desarrollo Motriz, (7) Senso-perceptual y (8) de Hábitos de Trabajo. Áreas en las que actualmente la Fundación Sexto Sentido interviene para potencializar las habilidades de la persona y disminuir las dificultades que pueda llegar a presentar.

Algunos de los síntomas que se pueden evidenciar en personas con SEA son:

  • No tiene lenguaje y si lo tiene presenta alteraciones.
  • Ríe sin motivo
  • Presenta llanto, pataletas o tristeza sin causa aparente.
  • Parece sordo
  • No hace contacto visual
  • Indica necesidades llevando a las personas de la mano
  • Dificultades para relacionarse con otras personas
  • Aparente insensibilidad al dolor
  • No siente temor ante peligros reales
  • Conductas motoras repetitivas
  • Puede ser hiperactivo o muy pasivo
  • Apego inusual a los objetos
  • Resistencia a los cambios

Actualmente, el Síndrome de Espectro Autista (SEA) se diagnostica bajo los criterios del DSM-IV y la CIE-10; En este ultimo, este trastorno viene recogido con el nombre de autismo infantil.

Según el DSM – IV:
Criterios para el diagnóstico de F84.0 Trastorno autista [299.00]

A. Un total de 6 (o más) ítems de (1), (2) y (3), con por lo menos dos de (1), y uno de (2) y de (3):
1. Alteración cualitativa de la interacción social, manifestada al menos por dos de las siguientes características:

  • Importante alteración del uso de múltiples comportamientos no verbales, como son contacto ocular, expresión facial, posturas corporales y gestos reguladores de la interacción social
  • Incapacidad para desarrollar relaciones con compañeros adecuadas al nivel de desarrollo
  • Ausencia de la tendencia espontánea para compartir con otras personas disfrutes, intereses y objetivos (p. ej., no mostrar, traer o señalar objetos de interés)
  • Falta de reciprocidad social o emocional

2. Alteración cualitativa de la comunicación manifestada al menos por dos de las siguientes características:

  • Retraso o ausencia total del desarrollo del lenguaje oral (no acompañado de intentos para compensarlo mediante modos alternativos de comunicación, tales como gestos o mímica)
  • En sujetos con un habla adecuada, alteración importante de la capacidad para iniciar o mantener una conversación con otros
  • Utilización estereotipada y repetitiva del lenguaje o lenguaje idiosincrásico
  • Ausencia de juego realista espontáneo, variado, o de juego imitativo social propio del nivel de desarrollo

3. Patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados, manifestados por lo menos mediante una de las siguientes características:

  • Preocupación absorbente por uno o más patrones estereotipados y restrictivos de interés que resulta anormal, sea en su intensidad, sea en su objetivo
  • Adhesión aparentemente inflexible a rutinas o rituales específicos, no funcionales
  • Manierismos motores estereotipados y repetitivos (p. ej., sacudir o girar las manos o dedos, o movimientos complejos de todo el cuerpo)
  • Preocupación persistente por partes de objetos

B. Retraso o funcionamiento anormal en por lo menos una de las siguientes áreas, que aparece antes de los 3 años de edad: (1) interacción social, (2) lenguaje utilizado en la comunicación social o (3) juego simbólico o imaginativo.

C. El trastorno no se explica mejor por la presencia de un trastorno de Rett o de un trastorno desintegrativo infantil.

BIBLIOGRÁFICA
KANNER, L. (1943). Autistic distrubances of affective contact. Nervous Child, 2, 217-250. Tomado de:
AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION (1944). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM – VI). Washington DC: American psychiatric Association.